Primer Miercoles

Aún no se cumple una semana de mi llegada a Passau y ya hice un millón de cosas. Sigo con mi amigo de Irlanda del Norte. Descubrí que mi edificio no, pero el de al lado, que también pertenece a mi Wonheim (Residencia), tiene lavadero, teléfono, para comprar bebidas y…lo más importante… tiene un salón de juegos. Hay pool, mete gol, y están las tablas para jugar ping pong. El tema es que sólo hay eso, no están ni las raquetitas ni las bolas. Un día cuando fui al centro, había bolas y raquetas por 5 euros y las compré. 20 pesos es bastante barato en casa.

Pero esta semana me sorprendí hasta a mi mismo. El alemán está fluyendo poco a poco por mis venas… no la sangre alemana, claro que no. Me refiero al idioma. Le estoy tomando poco a poco la mano. Para ser más específicos…creo que hace rato que no pienso tanto tiempo seguido en español. Sólo para escribir esto.

Pasando un rato en el salón de juegos se acercó una chica y en seguida me le puse a hablar. No piensen nada malo de mi, pues estoy tratando de seguir el consejo que me dio Hyunsu (“hacé las cosas bien”). Y espero que esté orgulloso de mi, pues hasta ahora estoy tratando de seguir al pie de la letra lo que me dijo. Volviendo al tema, esta chica resultó ser de Polonia. Acá muy pocas mujeres son feas. Bueno….quizás exagere un poco. Hay de todo, tampoco voy a idealizar a Alemania. Pero es una belleza diferente. Algo a lo que no estamos acostumbrados. Hay veces que veo chicas acá, que estoy seguro que si estuvieran en Argentina… bueno…mejor ni pensarlo.

Y entonces me hice amigo de ella y del chico de Irlanda y andamos juntos por todos lados. Es muy divertido tener siempre a alguien con quien hablar. Al menos no me aburro. Y encima ella también tiene Computadora portátil y trajo muchísimas películas, que estamos viendo todas las noches. Es muy divertido. Antes de ayer vimos a Borat. (Si no la vieron se las recomiendo…not). Ayer vimos a Rocky Balboa, y no se que veremos hoy.

Cosas que estoy comiendo.

El tema de la comida es medio complicado. Bueno, quizás no tanto. Todo es caro. Le estoy buscando la vuelta y tratar de comprar cosas que:

1. duren varias comidas
2. sean baratas
3. tengan fecha de expiración larga

La fruta es barata, pero no hay una gran variedad. Al menos aún no he visto un mercado como hay en Argentina. Sólo los supermercados, que son muy pequeños. Por ende como muchas manzanas. Me llevo una siempre para cuando salgo, entonces siempre que me agarra un poco de hambre me como una. La pasta también es barata, el tema es que tuve que comprarme un pote de salsa. No hay manera de hacer una salsa como la gente acá. Lo que también como es mucha ensalada. Compré tomates, lechuga y cebollas, así que en cada comida me como un plato de ensalada. Por suerte Mabel, mi hermana, me dio un saco de capuchino y sobres de mate cocido. De desayuno es eso, un vaso de jugo y una rebanada de pan con leverwurst. Aunque ahora no tengo más leverwurst, así que no se que será lo que desayune mañana. Es increíble las calorías de el leverwurst. Sólo uno tiene algo así como 70 calorías. Con razón subí tanto de peso la última vez. Me comía tres o cuatro por desayuno. Y no era lo único que comía. Pero bueno…este es otro viaje. Continuando con mi dieta… como poca carne. Todo es cerdo y no es lo más barato que hay que digamos. Tengo siempre a mano un sobre con jamón y otro de queso por las dudas. El jamón es increíble… tiene un aroma que pocas veces olí en los jamones que compramos en Argentina. Y lo que también estoy comiendo bastante son los Gurken (pepinos en salmuera). Son sorprendentemente baratos. Un frasco entero de 300 o 350 gramos menos de un euro. Así que siempre tengo uno en la heladera.

La universidad

La Passau Uni es enorme. Debe tener de largo unas 8 cuadras, si no es que me quedo corto. Es así de larga porque en un solo terreno tienen todos los edificios de todas las materias y carreras que brindan, además del rectorado, el edificio de los alumnos extranjeros y encima atrás de todo tienen el campus. Es todo muy lindo, todas las construcciones están al lado del río. No me pregunten cual, porque no lo se. Aunque quizás averigüe. Nada, o casi nada está al ras del suelo. Tenés que subir escaleras para cualquier lugar que quieras ir. Es un cambio ya que todo está limpio y ordenado. El tema es que hay millones de papeles que podes agarrar. Yo agarro todo, por las dudas.
Todo es en bajada a medida que vas yendo de edificio en edificio. Vas bastante rápido. Y obviamente lo que imaginan…volver a subir es un parto. Aun no empecé las clases, pero ni bien vaya viendo les iré contando.

Cosas que hice sólo en alemán (seguro - cuenta bancaria - estipendio)

No creo que se imaginen la cantidad de cosas que tengo que hacer para pasar a ser estudiante de la Universidad de Passau. Lo que viene a continuación es un Zusammenfassung (resumen). Primero te tenés que ir a anotar en la Rathaus (algo así como una municipalidad) y explicar que vas a vivir acá cuatro o los meses que vayas a estar. Y te hacés algo así como un ciudadano provisorio. Los que no son de la unión europea tienen que ir a otra parte que queda lejísimos de todo, y siempre en bajada. Cuando fui estaba cerrado. Ni les cuento la bronca. Aun me queda eso pendiente. Pues bien, los que no son de la unión europea tienen que ir ahí porque se les extiende la visa. Para hacer todo esto tenés que llevar muchos papeles, demostrar que no vas a mendigar, que tenés seguro médico, etc.
Después tenés que inscribirte como alumno en la facultad. Pero para esto también tenés que mostrar tu seguro médico y unas cuantas cosas más. O sea que de arranque tenés que ir a la oficina del seguro. Por suerte está cerca de mi departamento. El problema era que yo ya traía un seguro desde Argentina. Me lo exigían en el visado. Si no lo tenía no había visa y sin visa no había viaje para empezar. Fui a la oficina del AOK, que así se llama el seguro y les expliqué todo esto, en alemán claro. La mina encima tenía un acento de baviera muy marcado. Lo que es increíble…ese acento lo entiendo mejor que el hoch deutsch (el alemán bien hablado…algo así como el español de España). Bueno, en pocas palabras me dijo que no se podía hacer nada y que debería pagar el seguro de ahí que costaba unos 50 euros mensuales más. Yo en casa pagué algo así como 200 dólares por los cuatro meses… cosa que no es poco. En fin. “¿con quién puedo hablar?”, llamá a este tipo y hablá con el…fue la respuesta. Yo sin teléfono, llamar al señor Resch iba a ser difícil, así que me dije, voy a volver todos los días hasta que me den la razón. No fue necesario hinchar mucho más ya que al otro día le expliqué lo mismo a otra mujer y le dije “me dijeron que hablara con el señor Resch”. “Ahh, el señor Resch, momento…”. Se puso a hablar por teléfono y parecía que las cosas iban bien. A todo esto apareció de nuevo la mujer de baviera y la saludé y empecé a hacer chistes y boludear y…en fin, me dieron dos hojas de papel de la AOK con que validaban mi seguro.
Al tener mi seguro me inmatriculé. Tuve que ir una oficina de la facultad, esperar y hacer el trámite. Hasta ahí todo bien.
Después fui a la oficina de asuntos internacionales para hablar sobre el estipendio que en teoría me iban a dar. Son 250 euros por cinco meses. Con eso tengo intención de pagar el alojamiento. Hablé con alguien y me dijo que me fijara al ir a la inscripción, pero ahí no me habían dicho nada. De casualidad, una de las tutoras es de Ecuador, y gracias a Dios habla en español y le pregunté. Me llevó de la mano con la encargada y me dio OTRA forma para llenar. (A esa altura tenía 40.000 papeles en mi carpeta). Y veo que dice número de cuenta. Nuevamente, todo en alemán. “Yo no tengo cuenta”. “Sacá una cuenta y traé esta hoja después”, fue la respuesta. Yo, feliz de la vida (irónico) por tener otra cosa más que hacer me fui. Al otro día me apure y fui a un banco. Eso lo tenía que hacer rápido porque la plata dependía de ello. Acá la mayoría de los bancos se llaman Sparkasse, algo así como la caja del ahorro. Nuevamente todo en alemán le expliqué a una señora que iba a la facultad de Passau, recibiría un estipendio y necesitaba abrir una cuenta. E increíblemente fue más sencillo que en Argentina, donde para abrir una cuenta me hicieron un drama que ni les cuento. Al otro día recibí una carta con el código pin y demás números. Rápidamente llené el papel y lo fui a entregar. Quizás me olvide de algo, pero si me acuerdo de más cosas que hice las iré anotando.

Mi departamento

Mi Zimmer no es la gran cosa pero zafa. No me puedo quejar. Sólo comparto la cocina. Tengo baño propio inclusive. Para una persona creo que está bien. Tengo un escritorio y unas repisas para libros y esas cosas. Un tacho de basura y…creo que eso es todo. El baño tiene lo necesario…es pequeño, pero también está muy bien. Tengo también afuera unas sogas para colgar la ropa…y no se si ya lo dije, pero dejé la ropa secándose afuera toda la noche y no me la robaron. Acá es bastante seguro.
Mi vecina es una alemana gordita y bajita rubia de ojos claros. Linda…no es, no los voy a engañar. Pero es de lo más simpática. Creo que me voy a llevar muy bien con ella.
La cocina que es compartida tiene de todo: tostadora, una maquina para hacer arroz, horno, cuatro fuegos para cocinar, hay algo así como unas pavas eléctricas así que puedo tomar mate tranquilo y por su pollo la heladera.

La ciudad

Passau es una ciudad increíblemente linda. Una mezcla entre lo antiguo y lo moderno, lo agreste y lo urbano, la tradición y las nuevas modas, y sobre todo se ve una mezcla de culturas conectado con las raíces alemanas.

Viviendo en las montañas

No se si volveré más delgado. Pero lo que si estoy seguro es que voy a volver con unos músculos en las piernas que van a impresionar. Todo es en subidas y bajadas. Yo vivo a unas 10 o 15 cuadras del centro y de la universidad. Y lamentablemente está en algo así como una colina. Todo en bajada para ir, y todo en subida para volver. Es un cansancio terrible. Para ir a comprar pasa lo peor de lo peor. El supermercado está en una calle aledaña a la mía y para cuando hay que volver a la calle central, con las cosas que compro, es como escalar una montaña. Se los juro. Espero poder sacarle una foto para que puedan ver. Por supuesto que para ir al centro y todo eso hay un bus. Pero voy a vencer al sistema y no voy a pagar jamás. Además, me haría sentir como un gordito cómodo que no quiere caminar. Además hago ejercicio. Me gustaría tener una bicicleta, que aún estoy tratando de averiguar donde puedo alquilar una. (Fahrrad zu vermieten).Lo que está muy bien hecho en Alemania es que los caminos para bicicletas y autos, además de no tener baches y estar limpios, están bien diferenciados. Se armó todo un camino que se puede hacer en bicicleta a lo largo del Donnau y por supuesto a través de toda la ciudad.

Como ven estoy haciendo muchas cosas!!! Nos veremos después

Auf Wiedersehen

Primeros pasos

¿Qué les puedo contar de estos días? Varias cosas. Primero, donde vivo. La residencia donde estoy viviendo no está nada mal. Tengo una cocina super equipada, por lo que la mayoría de las cosas que traje no se si las usaré. Algo que me sorprende y me sorprende más cada vez que lo veo es que acá la gente no tiene miedo a ser robada…es increíble. Dejan las cosas en la puerta de sus casas como si vivieran solos en el medio del campo. Yo no me acostumbro a eso todavía…tengo muy pegado el miedo a que te afanen lo que llevas encima ni bien te das vuelta.

En mi edificio, que es el Paminger 31 (hay un sitio web, después cuando lo vea bien se los paso para que vean mejor que onda) aún no llegó nadie. Estoy yo solo. Hay una persona en el piso de arriba y creo que otra en el piso de abajo. Pero hay un silencio sepulcral todo el tiempo… a la noche me da miedo…pero ya es la tercera noche y no pasa nada. Como les dije, no pasa nada acá…

Me encontré ya con mucha gente interesante y acá se vienen cosas muy cómicas. Primero, me encontré con mi Paten, mi amiga que me ayuda acá en Alemania. Me temía que fuera una alemanita de esas que conocemos nosotros. Lamentablemente esa muy hermosa. No digo linda, porque la palabra queda chica. Es hermosa. Y digo lamentablemente por dos razones. La primera es que no me considero Dios y se que una chica así ni muerto me daría la hora, y la segunda es que vive acá con el novio. Así que bueno. De cualquier manera no estamos pegando demasiado…es decir, cuando hay química hay química…pero creo que acá no hay. Cuando me vino a buscar vino con una amiga, que es más parecida a lo que nosotros tenemos por alemanas. Y su Paten es un chico irlandés que es con el que más me estoy llevando. Hoy vino a comer (ya que estoy solo acá, como dije) y fue muy divertido. Nos quedamos jugando a los juegos de mesa que hay acá en la residencia. Habla un inglés de lo más raro. Su acento me causa siempre mucha gracia.

Después fuimos los cuatro a tomar un helado. El vendedor tenía un acento raro al hablar alemán y le pregunto “¿parla italiano?”, “¿italiano? ¿parla italiano?”, me responde. “Io parlo español”, contesté. “Ahh, español. Aquí hablan español”, me dice mientras me señala al que estaba al lado. Y da la casualidad que es argentino!!!!!!! Díganme si no es una casualidad enorme. Me puse a charlar un poco con el y resulta que es de Mendoza. El miércoles es su día libre así que voy a ir a charlar con el para pedirle algunos tips.

Y la otra gran sorpresa que me encontré fue ayer. Fui a visitar al chico irlandés a su edificio, porque como les dije en mi edificio aún no hay nadie. El tema es que las clases empiezan dentro de una semana y pico, entonces la gente ni se calienta en venir. En realidad, si fuera mi universidad, tampoco vendría, así que no digo nada. Sólo digo que me aburro y me siento solo en mi edificio, y por eso busco gente en otro lado. Y resulta que cuando llego, está mi amigo comiendo una salchicha y hay cuatro asiáticos sentados. Empecé rápidamente a forzar conversación y resulta que eran dos coreanos y dos japoneses. Otra enorme coincidencia!!!! Y empecé rápidamente a explicar que sabía muchas palabras coreanas y…no te preocupes Jun Su, no dije ni babo ni las demás…solamente salude y algunas más. Resultó ser que uno era Park y la otra chica era Kim!!! Me causó muchísima gracia…cuantas casualidades juntas. Y con los japoneses hablé también. Uno se llama Katsuhiro, que cuando repetí su nombre le di la entonación japonesa correcta y Katsuhiro se sorprendió y me preguntó si sabía japonés también. Muy divertido era todo. Me puse a hablarles del Aikido que practiqué como para sacar más conversación, pero la verdad es que tengo un don especial con la gente asiática. No le encuentro otra explicación. Hoy me crucé con Park y me preguntó si dormí bien y demás. Los asiáticos son buenas personas.

Hasta ahora no empecé la facultad. Recién el martes arranca mi itinerario de extranjero en este país con una cultura tan parecida y diferente a la vez. Una cultura a la que todos nos tratamos de parecer. Tendrían que haber visto dos japoneses, dos coreanos, un argentino y un irlandés, todos hablando en alemán. Casi nadie tiene idea del español. Me la paso hablando en alemán. En cuatro meses o me vuelvo loco o aprendo muy bien el idioma. Ya aprendí muchísimas palabras nuevas, y nos vamos ayudando mutuamente con el chico irlandés. De cualquier manera voy a tomar el curso de idiomas ni bien arranque. Creo que eso es todo por hoy pero voy a seguir manteniéndolos informados. Hasta ahora todo bien. Como digo cada vez “so far so good” o sino “bis jetzt, alles gute”.

Saludos, Auf Wiedersehen

Llegando a Passau

El día de hoy me levanté temprano, casi a las siete de la mañana aunque honestamente aún no se dónde estoy parado con el tema del cambio de horario. Desayuné, no mucho igual, aunque si tomé bastante líquido: 4 vasos de jugo y dos cafés con leche. El día anterior me había dado una vuelta por Munich, bastante breve para ver que onda, y dónde podía comer y me di cuenta que es una ciudad cara. Entonces, al estar desayunando me hice un sándwich y me lo guardé para después. Así es, me salió el argentino de adentro.

Como el tren a Passau salía a la una y media (13:24, ya que los alemanes son muy correctos con el tiempo…respetan todo lo que dicen) tenía unas 4 o 5 horas para ver Munich. Primero busqué y busqué y busqué más la famosa Karlplatz, dónde mi tía segunda había ido. Resultó ser muy lindo…muy lindo. Era una peatonal larga llena de negocios muy variados. Seguí caminando y eventualmente llegué a la Marienplatz dónde había una iglesia increíble, por el tamaño y por el estilo. Esa zona en su mayoría la están restaurando. Seguí caminando y me encontré con el Viktualienmarkt, que según mis poderes deductivos es el mercado de vituallas. Había de todo. Para que se den una idea, era como un mercado de pulgas….o algo así como las tiendas que hay en recoleta, ¿vieron? Pero como debería ser…todo limpio, la gente sin apretarse, los negocios muy bien armados…en fin, a lo alemán digamos. Había una zona que era exclusiva para la venta de carnes y embutidos. Era tal la cantidad de cosas que tenían que el olor en el aire cambiaba. Algo que me sorprendió es que los alemanes compran y venden muchas flores y plantas…había muchos negocios viveros. Después de caminar un rato más decidí volver ya que me estaba alejando muchísimo.

Después decidí investigar la zona aledaña a mi hotel y encontré el Goethe Institut de Munich. Al ir acercándome a esa zona empecé a ver más y más restaurantes turcos…esos Doner Kebab que también hay en casa. Resultó ser que la zona estaba llena de asiáticos y turcos. Pero muchos, ¿eh? Por un rato dejé de escuchar alemán.

En Munich también hay gente que pide, no muchos, pero los hay. Pero la verdad es que al ver todo limpio, las calles sin baches, gente trabajando para que todo esté mejor muestra realmente la calidad de vida.

Algo que me hizo causar mucha gracia fue que acá los semáforos son “inteligentes”. Tienen conectados los timings de otros semáforos alrededor y cambia cuando está por pasar el tren que circula por la calle. También hay algunos que tienen sensores cuando alguien está esperando y cambian para dejarlo pasar, y ni bien pasó vuelven a darle el paso al auto. No es maquinal, sino que cambian constantemente la sincronía. Pensando en todo eso me salió la conclusión que si estos son “semáforos inteligentes” los nuestros realmente son “semáforos estúpidos”…..cuando andan, claro.

Respondiendo a la pregunta de Charly las mujeres son muy lindas, aunque lamentablemente los hombres son también muy facheros, lo cual no me deja muchas chances. Hay dos índices a tener en cuenta para ver cuan linda es una mujer alemana. El primero es su masculinidad, donde en un extremo hay una chica normal y en el otro una marimacho. Lamento decir que hay muchas de ambos tipos. Y el otro índice a tener en cuenta es el de la gordura. Por experiencia propia tengo que decir que la comida alemana es pesada. Todo lo que se come debe tener 200 calorías. Es decir, que si son gordas no es su culpa, sino su cultura.

El viaje en tren es increíble. Es otra experiencia que hay que vivir. Poco a poco me estoy dando cuenta de que Passau si es un pueblito después de todo. Una vez ahí veré si eso es bueno o malo.

Una cosa más que quisiera recalcar es la sensación que se siente en Munich. No hay gente que te mira como para robarte. A pesar de llevar 20 bolsos encima no sentía miedo y eso que las llevé en el subte, en tren, en bus, y caminé con ellas por la ciudad. Imagínense ir con bolsos en el subte de Buenos Aires…una locura. Yo me agarraría a mi valija y me sentaría encima de mi bolso de mano.

Un último tema y me despido: el idioma. Hasta ahora sin mayores dificultades. Morir de hambre no me voy a morir. El mayor problema lo tuve con un vendedor que me crucé en la estación de tren de Munich, dónde quise comprar un pedacito de pollo. Cada pieza costaba 50 centavos. Al pedirle una me saltó con un discurso del que apenas alcance las palabras claves de su respuesta. “No te vendo una, te vendo dos o nada”. “Bueno, dam dos”. Y fin.
Quizás exagere un poco, pero estoy aprendiendo muchísimo. Con la persona ceon la que más interacción tuve fue con el recepcionista del hotel. En una de nuestras conversaciones más memorables el me pregunta con que voy a pagar. Respondo “mit Geld natürlich” (“con plata por supuesto”). A lo cual el me explicó si con tarjeta, cash u otra cosa. “Vielleicht Serien B Pataconen”, “NEIN, das ist SheiBe”. (Quizás patacones serie B, no, eso es mierda). Eso no lo dije, pero hubiera sido divertido.

Pues bien, hasta ahora todo bien. Me siento muy cómodo y con muchas expectativas sobre lo que pueda pasar en el viaje… y eso que aún ni llegué.

Me olvidaba de algo importante. Una mini aventura, que más que vivirla, la sufrí. Por suerte mi espíritu argentino me salvó de nuevo. Munich es caro, como ya les dije. El tema es que necesitaba un baño. En los Mcdonalds tienen a alguien cuidando para que no entres sin dejar al menos una propina. En los restaurantes tenés que pagar: tienen una cerradura con el agujero para que metas moneda. Yo seguía caminando y sin baño. Mi vejiga crecía y crecía. “En la estación de trenes debe haber”, pensé. Lo que había era algo así como un baño público, dónde usar el toilette costaba 1,10 euros, o sea, casi 5 pesos….una locura!!! Decidido a no pagar seguí dando vueltas por la ciudad, aunque la situación se estaba tornando desesperada. Vislumbré en una esquina un shopping. “Ahí si tiene que haber”. El cartel del único baño de todo el shopping estaba en el sexto piso. “Si está tan alto, es porque el baño es gratis”, ya me empezaba a fallar la lógica. El tema no era ser tacaño, como estarán pensando, pero pagar por ir al baño me pareció en ese momento algo inaudito. En el piso sexto estaba nomás el baño y había un cartel que decía “Nur für Gäste” (sólo para clientes), pero como no había nadie que vigilara me mandé. (En teoría por haber llegado a esa altura ya se me tendría que haber considerado como potencial cliente, pero bueh). Y fue así como obtuve mi victoria en la cruzada contra el baño caro!

Etapa 3

Después de un viaje bastante breve empecé a escuchar alemán. Viajé en una compañía pequeña que pertenece a Lufthansa. Bajé en el aeropuerto y según me había dicho mi hermana tenía que tomarme el subte para llegar al hotel. El hotel quedaba estratégicamente en frente de la estación de trenes que me tenía que tomar el día siguiente para irme a Passau. Caminé un poco con mis bolsos a cuestas y vi un stand con las letras DB que significan Die Bahn, o sea el tren, pero que en realidad venden de todo. Pregunté (todo en alemán) por mi subte y pude comprar el ticket ahí. Increíblemente, en Alemania no es necesaria una barrera para que pases el ticket y puedas pasar al andén. Acá todos saben que hay que hay que pagar así que no pierden tiempo con eso. Yo, no voy a mentir, tenía un miedo terrible. Estaba ahí, no se donde, con todas mis valijas, con mis cosas, mi plata… si me roban estoy muerto. La verdad es que viendo eso me doy cuenta que pensaba como argentino. Al salir del aeropuerto salí a la calle…y el olor era diferente en el aire. En España también es diferente. Y vi una estructura enorme, que era todo un techo gigante para la plaza que había en frente, dónde estaba el subte. Miré para todos lados y vi que todo estaba limpio. Vi nuevamente el orden que había vislumbrado la última vez que había venido. Desde ese momento en adelante no sentí más miedo. Aunque igual mis cosas jamás las solté. El viaje en subte, fue en realidad un viaje en tren y fue muy lindo también. Nada se puede comparar. Me da lástima por mi país pero es la pura verdad.

Etapa 2: 03-04-2007: Madrid- Munich

Mabel (mi hermana) y Raúl me regalaron una pc portátil que consiguieron a un precio que en Argentina no se podría conseguir ni en un millón de años. Lamentablemente La pc tiene su propio bolso. Por lo que tendría tres bolsos de mano más la valija grande. Raúl tenía una valija más grande, aún mayor que la que traía yo. El peso oficial era 29.5 Kg. De alguna manera, con mi hermana Mabel, ya que no se como lo hicimos, logramos que todo quedara en dos bolsos de mano. Dos bolsos de mano que pesan pero de la re...mucho.

Fanático del Tenis

Al otro día de llegar, con el sueño cambiado, sin haber dormido bien en el avión, con la comida, clima y ambiente cambiados…me levanté a las 8:30 para jugar tenis. El partido fue contra mi cuñado Raúl. No les puedo describir el frío que hacía esa mañana. Respirábamos y nos costaba retener el oxígeno. Comenzó el partido, me quiebran. Raúl gana su saque. Después no me acuerdo mucho hasta que íbamos 5-2. Pero hubo un punto que lo hice correr a Raúl muchísimo contra la red y encima el punto lo gané….y desde ahí Raúl no recuperaba el aliento. Y se vino la recuperación: 5 iguales. 6 iguales y nos fuimos a Tie Break, que terminó 7-4. O sea que en otras palabras el viaje continuaba sobre ruedas: había ganado el partido. Y no daba para más. No por mi, sino por Raúl que estaba deshecho.

Etapa 1: 2-04-07: Buenos Aires- Madrid

Y comencé la travesía. Como dije antes, mi primera parada era España. Fuimos hasta Ezeiza, más o menos dos horas antes, pues el papelito que me había dado Raúl (mi cuñado español) decía que el vuelo salía a eso de las 22:30. Pues bien, no era así. Salía unos 40 minutos antes. Gracias a Dios como estaba que caminaba por las paredes por los nervios e insistí en salir temprano no hubo demasiada tragedia. Mi mamá como siempre se puso a charlar con cualquiera que estuviera delante nuestro y se topó como unos franceses. La fila seguía y tenía que pasar yo solo ya que era quien viajaba. Al ser uno de los últimos en hacer el check in y al viajar solo…..algo que no esperaba sucedió. “Te voy a poner en clase ejecutiva”. Increíble!!! Realmente fue una buena señal para comenzar el viaje. Festejé al modo de Roger levantando y sacudiendo el puño cerrado….lo ameritaba.
Al haber llegado con el tiempo tan justo sólo quedo pagar la tasa de embarque e irme….obviamente abrazos y saludos mediante con mis papás. Llevaba ya mis dos bolsos de mano (algo en lo que seguro hablaré más adelante porque se ha transformado en un verdadero problema) y empecé a pasar todos los controles. Estúpidamente, llevé una tijera en mi cartuchera la cual me hicieron devolver. El sistema está muy mal, ya que te sacan lo que llevas que ellos consideran peligroso pero no te dan ni la plata ni un baucher como para recogerlo al volver…nada. Claro que no pienso lo mismo cuando llevan una bomba….las bombas son caras, no las podrían pagar. Me pregunto quien estará usando mi tijera en estos momentos. En fin, una baja.
Al pasar todo, me siento en el suelo….y me doy cuenta que había dejado los dos abrigos que en teoría iba a llevar en la mano! Mi gabán y un buzo (el de Deutschland negro, que ya muchos deben conocer ya que lo uso todo el tiempo). Rápidamente pensé donde lo podría haber dejado y no recordaba haberlos perdido en ningún lugar, estaba casi seguro que mi mamá se los había quedado. Al estar en clase ejecutiva me dejaban entrar primero (una de las tantas ventajas que enumeraré a continuación). Los que hacían la cola larga….no se los veía felices al verme pasar. Pero bueno….mala suerte. Me senté en seguida en mi lugar. Y era un asiento bastante más grande, nada fuera de lo común. Dejé mis bolsos en sus correspondientes lugares y esperé. De repente la señora francesa con la que mi mamá estaba hablando viene y me trae los abrigos diciéndome que me los mandaba mi mamá. “Muchas gracias”, atiné a balbucear por la sorpresa y me senté a seguir esperando. Hasta el momento todo bien. Veo a mi costado y veo un gran apoya brazo y veo que debajo había un CONROL REMOTO. Ya me empezaba a emocionar. Era increíble. Y arriba un dibujo de lo que era mi asiento con diferentes botones. Toqué uno para ver que hacían….y mi asiento se empezó a mover electrónicamente…la verdad fue que en ese momento no pude evitar sonreír. Y como frutilla del postre….una líneas pequeñas….lo presione…y MASAJES. Con razón la gente quiere viajar en clase ejecutiva. Es una diferencia tan grande como la tercera clase y la primera del Titanic en la película con el mismo nombre…como para que vean la diferencia. La comida no fue la gran cosa, seguía siendo mala, sólo que había más de dónde elegir, que no es poco.
Me olvidaba algo importantísimo: pantalla personal. Se podían elegir y ver películas todo el tiempo. Pude ver un capítulo de los Simpsons, la película esta de Dupree, esa comedia americana que no se como se llama, el Ilusionista (que es muy buena) y por último Eragon.
El viaje, se me pasó “volando”, es más….me daban ganas de quedarme más tiempo. Lo que en clase turista es una tortura que te deja deshecho, en ejecutiva…no está tan mal.
Al llegar tenía dos bolsos de mano bastantes pesados (uno al menos 15 kilos o más, estoy seguro… ¿Cómo lo sé? Por todo lo que traspiré llevándolo) y empecé a buscar mi bolso grande. Tuve que caminar unos 20 minutos con los bolsos a cuestas entre subidas y bajadas de escaleras alrededor de todo el aeropuerto hasta que llegamos A UN TREN para ir a la zona de las maletas. Al bajar del tren, otra vez seguir subiendo y bajando como tonto. La verdad que empezaba a pensar mal de los españoles. Logré recoger mi valija y fui con mi hermana que me estaba esperando. Tardé 40 minutos luego de bajar del avión…para que vean que no miento.
Llegué a España.

Despedida de Buenos Aires 30-03-2007

Buenas a todos. Aun en Buenos Aires.....duh! Que aburrido. Sólo que me parecío que la despedida que se organizó merecía su espacio. Y además es la última entrada desde Buenos Aires, asique creo que es bastante importante.

Fue algo bastante espontaneo pero no por ser de esa manera fue menos divertido. Fuimos a comer donde todos charlamos mucho y comimos también. Sobre todo Maite...no comer, claro...sino hablar. :P

Después se decidió casi unanimemente que fueramos a ver la película de 300, dónde se describe como esa cantidad de espartanos pelearon increíblemente contra más de un millón y medio de persas. Y la película termina cuando aparece.....nah, mentira....era un chiste. Antes de entrar al cine nos abandonaron dos personas: Nacho y Maite (que seguiá hablando...:P). Igual les agradezco mucho que hayan venido.

Gracias a dios, Charly trajo su tarjeta de Banco Rio y teniamos 2x1 en las entradas del cine. Que grande esta tarjeta!!!!!

Despues de la función apareció Mariana, tarde pero seguro es su lema. Y fuimos a jugar un Pool. Es literal: un pool. El cual se lo gané a Marco por meter la bola 8 al poco tiempo de haber comenzado la partida. Para esa altura Lisandro decidió seguir su camino no sin antes despedirse.

Posteriormente y como para rematar la noche fuimos a casa de Hyun Su a jugar cartas. Charly no alcanzó este destino porque decidió dar la noche por terminada. Gracias también por venir. Finalmente....un poco dormidos decidimos que ya era hora (casi las 7:30 AM) de hacer el famoso "tasa tasa...".

Como comentario final, sólo quisiera agradecerles a todos los chicos que vinieron y se hicieron cinco minutos para al menos venir a saludarme y darme ánimos. Es algo que valoré muchísimo. Por otra parte los que no vinieron.....van a quemarse en el infierno!!!! Nah, mentira....también los quiero.

Wilhelm

Blog de un viajero

En esta primera entrada sólo quiero darles la bienvenida a aquellos que se toman cinco minutos para leerlo, porque claro está, este blog está escrito para esas personas.

Este blog va a relatar lo que va a ser mi viaje a Alemania, más especificamente a Passau. ¿Quién sos vos?, se preguntarán. Si están leyendo esto no creo que sea necesaria una introducción por mi parte. Pero si se toparon con este blog por casualidad....no duele preguntar.

¿Qué voy a hacer en Passau? Para bien o para mal estudié en la Universidad del Salvador. Y desde ahi, a través de la oficina de intercambio que por suerte me ayudaron mucho emprendí esta...llamamoslá "aventura" que se va a llamar Intercambio Cultural. Como siempre digo...vamos a ver que pasa.

¿Qué es Passau? ¿Dónde queda? Para ubicarlos lo mejor posible donde es mi destino por los próximos cuatro meses les voy a hacer una breve descripción. La ciudad tiene muchísima historia y de lo más interesante.

Passau, ciudad de Baviera en la frontera con Austria, donde confluyen los ríos Danubio, Inn e Ilz. Se la llama la ciudad de los tres ríos y en un determinado punto de confluencia se puede ver incluso el color cambiante de los tres cauces de agua.

La ciudad tiene una extension de casi 70 km² y una población de algo más de 50000 habitantes en 2007 y se divide en tres partes: la Altstadt, esto es:La Ciudad Vieja, en la península que forman los ríos Danubio e Inn, la Innstadt, es decir: La Ciudad a orillas del Inn y la Ilzstadt, o sea: Ciudad a orillas del Ilz.

Algo que es muy importante destacar es que la universidad de Passau (Passau Universitätt) tiene un gran prestigio dentro de Alemania y tiene una muy alta estima sobre todo las carreras relacionadas con el derecho y las ciencias económicas. Es simplemente un dato más. De cualquier modo yo no voy a estudiar ni derecho ni ciencias económicas. Es más...aún no se las materias que voy a cursar...les contaré que cursaré una vez que esté allá.

Al escribir esto aún me encuentro en Argentina, Buenos Aires, mi Heimat (patria). Pero parto el lunes 2 de abril, día simbólico argentino, hacia Alemania. Soy muy patríota!! El viaje de ida dura unas 11 horas aproximadamente hasta Madrid, que es mi primer parada. Una vez ahi, me tomaré otro vuelo que espero que dure menos de dos horas hasta Munich, y de ahi, tren hasta Passau. Ese es mi itinerario....espero poder cumplirlo todo correctamente. Mi miedo mayor es el radar en Argentina...espero que no falle!!!

Creo que eso es todo como presentación del blog. Por supuesto que si tienen preguntas las contestaré...sobre el idoma, sobre la ciudad, sobre Alemania, sobre mi,...lo que sea. Trataré de hacer mi mejor esfuerzo para contestar lo más completamente posible.

Para más información, siempre voy a poner las fuentes de mis textos, si es que uso alguna o algunos links interesantes. Muchos saludos y espero que me lean y me dejen sus comentarios.

Wilhelm

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger