Visita a Besançon y Gray

Ver mapa más grande

Ayer, es decir el 15 de septiembre, me manda un mensaje Tamara, mi amiga alemana, y me dice que se va con su familia hasta Besançon, que es una ciudad vecina… no creo que lleguen a ser 100 kilómetros desde Dijon, y me invita a ir con ella. Por supuesto que dije que si, y ya empecé a viajar por los alrededores de la ciudad. Hay un montón de pequeñas ciudades cerca, además de que está cerca Lyon y París que son ciudades grandes y encima Suiza está muy muy cerca también, habría que ver en google maps… cosa que voy a hacer… pues sí, Dijon-Basilea son poco más de 500 kilómetros… y por ejemplo para irse hasta Freiburg en Alemania, como la ruta es más derecha, son poco menos de 300 kilómetros… elegí una ciudad muy bien ubicada realmente… :D
Entonces nos fuimos en auto camino a Besançon que se encuentra en la región de Franche-Comté, si quieren ver más información cliqueen acá. La foto que se ve en Wikipedia es exactamente como se ve realmente la ciudad.
Pero antes de llegar a Besançon, pasamos por Gray, una ciudad más chiquita, que está en la misma región pero en otro departamento. Es decir que Besançon se encuentra en el departamento de Doubs, mientras que Gray está situada en Haote-Saône.  Si quieren tener más información de la ciudad cliqueen acá.
En Besançon hay una universidad inclusive. Para más datos, yo mismo había aplicado a esa universidad pero ni siquiera se dignaron a responderme. O sea, ni siquiera un “no”… ninguna respuesta. Pero Tamara, mi amiga alemana, tenía una compañera de su universidad estudiando ahí. Ellas son más chicas y están haciendo lo que acá se llama Erasmus. No tiene nada que ver con Erasmo, bah, quizás sí… muchos quizás sepan lo que es, pero sino, les explico brevemente que los estudiantes Erasmus son los estudiantes europeos, que viajan a otras universidades dentro de Europa, para hacer intercambios. De esta manera, aprenden el idioma, cultura,… pero al mismo tiempo les cuenta como parte del estudio, ya que tienen que hacer las materias y pasar los exámenes.
Volviendo a las ciudades, Gray es muy chiquita,… figura en el mapa, claramente, pero es una ciudad pequeña. Sin embargo, organizan muchos eventos y hacen degustaciones de vinos muy interesantes, ya que como es otra región, los vinos son diferentes. Es muy interesante el tema de los vinos. Con un bus, está a una hora de Dijon. Valdrá la pena más adelante volver a Gray.
Y luego, Besançon. Visitamos a la amiga de Tamara, que venía del Este de Alemania y me costaba un poco entenderle cuando hablaba alemán, pese a que hablaba bien francés. Y no sé porque, pero no tenía muchas ganas de hablar conmigo. No sé si la asusté o qué, realmente… no le hice nada, simplemente la saludé amablemente. Pero a partir de ahí se puso a hablar con Tamara, dejándome expresamente fuera de la conversación.

Durante la visita breve de Besançon, aproveché y me comí dos “pain au chocolat” que son unas facturas francesas muy ricas, masa de hojaldre con una barrita de chocolate en el medio, que si se compra calentito, está derretido y es muy rico. Mucho mejor que el croissant, a mi parecer. (Ya verán que con el paso del tiempo, que le estoy dando a los pain au chocolat como nunca :P)
Paseamos por la Universidad (que por lo bajo maldecía, ya que no me respondieron a la aplicación) y el centro, y paseamos por el puente que se ven en las fotos. Todo realmente muy lindo, pese al día nublado lloviznoso que tuvimos.
Al finalizar el día comimos en un restaurante francés donde me comí una ensalada con queso de cabra derretido sobre unas tostadas, servido con acceto balsámico muy rico. Y la mamá de Tamara pidió un vino blanco de la casa, cuyo nombre no me acuerdo, pero sé que Tamara anotó, que estaba muy rico y muy aromático.
Volvimos tarde, pero en auto y yo no manejé, así que no podía pedir más por ese día.
Ese fue el día de Besançon, chères amies…
Les mando un saludo, gracias por leer el blog, y sigan en contacto. 

Mi habitación y la residencia


La habitación no lo voy a negar, está muy linda. Según lo que me dijo el de la recepción, soy el primero que la usa. Es un poco más grande que la que tenía en Passau. A decir verdad, para una persona, es bastante espaciosa. Tengo una mesa, escritorio, unas estanterías pegadas a la pared y unas estanterías de pie; tres sillas, una cama, una lámpara pequeña y una cocina pequeñita que tiene dos fuegos, una heladera, una alacena y un lavabo para lavar los platos. Tengo además un guardarropa bastante grande, y un teléfono que no funciona para hacer llamados sino para recibir, pero bueno, ya es algo. Tengo tomacorrientes por todos lados, por lo que podría conectar mil boludeces si las tuviera.

Lo único que me enoja un poco de la habitación es el baño. ¿Vieron cuando uno va al shopping… y ni siquiera todos los shoppings… y cuando va al baño tienen esas canillas que vos apretás arriba y sale agua por 10 segundos? Bueno… así es mi canilla del baño…  !! y también la de la ducha!! Y encima la luz del baño es por movimiento… o sea se apaga cuando uno se queda quieto… y no alcanza a la ducha… por lo que me ducho a oscuras o con la puerta abierta. Realmente molesto es el baño. Y encima, repito algo ya dicho anteriormente,… no hay nada acá. Entonces no tengo ni escoba ni trapo de piso ni nada. Estoy dejando todo mojado después de cada ducha. Tengo que comprar algunas cuantas cosas…
Por otra parte tenemos la residencia. La gente que trabaja acá parece un poco idiota. De ayuda, no tienen nada. Si pueden joderte, mejor. O sea, llegué hace tres días amigo… dame una mano al menos con cosas básicas como la internet, y demás. Aún tengo unas veinte preguntas más que hacerles, pero no sé si vale la pena, porque sé que no voy a obtener respuesta satisfactoria. Ya les conté la anécdota del sándwich…
Fuera de la gente que aquí trabaja, la residencia está buena. Está muy cerca de la universidad, unas 15 cuadras. Cuando me compre la bicicleta, van a ser dos minutos. No la recorrí mucho, realmente, pero tiene una cafetería que a partir del mes que viene va a funcionar para desayuno y almuerzo… así que si me canso de cocinar, seguramente ofrecerán un menú barato ahí.
Tienen unas máquinas expendedoras de varias cosas aunque son un poco caras realmente. No creo que vaya a comprar nada ahí a menos que tenga un antojo de una coca-cola a las tres de la mañana.
Por otra parte, esta parece ser la residencia de los asiáticos. Hay coreanos, japoneses y chinos por todos lados. Es realmente impresionante. Y realmente molesto el hecho de que van SIEMPRE de a grupos, de la mano prácticamente, no se sueltan ni para ir al baño, y por ende, no se cuánto francés practicarán, porque lo único que hacen es hablar con gente de su país, conocer gente de su país y estar con gente de su fucking país.
La residencia tiene una cancha de tenis inclusive. Pero aún no conozco a nadie con quien pueda jugar, por lo que está como una incógnita el hecho de si podré o no jugar.
Creo que maso menos tienen una idea de cómo es la residencia, la gente y mi chambre (habitación), ….
Les mando un saludo y como siempre, nos mantenemos en contacto…
Guille

Sale el Sol, y sigo en Dijon



Mi desayuno al día siguiente fue una coca cola, ¿vieron que era importante lo de las cocas? Empecé a anotar las cosas para hacer y las cosas para comprar. Ambas listas son bastante largas. En fin, en la habitación… no tengo nada. Imagínense su casa sin platos, cubiertos, toallas… nada. Se jugaron y me dejaron un papel higiénico.

Y me puse a caminar. A la vuelta de la residencia donde estoy encima hay un Carrefour, no el supermercado, sino un cruce, que es eso lo que significa :P. Entonces tenía cuarenta direcciones para elegir, y sin saber para cual ir. Tomé la primera y después de 3 cuadras, mirando en lontananza, vi que no había nada… volví sobre mis pasos para ir hacia otra dirección y empecé a ver más negocios. 5 Cuadras después veo que para atrás a la derecha había un LIDL (que los españoles pronuncian LIDEL), un supermercado pequeño… a 5 cuadras. Allá me fui. Compre comida, bebida y algunas cosas de tocador… pero no había señales ni de cubiertos, ni platos ni ollas. Me había comprado fideos… pero donde cocerlos si no tengo ollas, más aún, donde servirlos, si no tengo plato, y aún más inquietante, con que comerlos si no tengo tenedor… Volví a mi casa con la compra generosa cargándola por 8 o 9 cuadras… entre esos pesos sumados a los bolsos de mi llegada, tengo las manos a la miseria.
Pude por lo menos ubicar los 4 o 5 supermercados importantes en la zona, y de esa manera, pude comprar las cosas que me hacen falta. Ahora ya maso menos se puede vivir en esta habitación. Tengo una olla, un plato, varios cubiertos, unos vasos. Está bien… ça va, como dicen acá. Los precios no son tan buenos como lo son en Alemania o en España… pero bueno, en comparación con Argentina, creo que está maso menos parecido :P. Al mismo tiempo, la calidad de los productos son super altos, los franceses no quieren mierdas como las que nos dan a nosotros. Eso de paleta y queso de cuarta, y la baja calidad que se vio en los últimos tiempos no tiene nada que ver con lo que se come acá.
En fin, creo que lo más importante del día fue que estuve caminando para todos lados, conociendo los alrededores a pie y comprando las cosas que son necesarias. Fuera de eso, nada más.
Un saludo y nos mantenemos en contacto
Guille

Finalmente en Francia… finalmente en Dijon


Buenas a todos,
La verdad es que han pasado tantas cosas que no sé por dónde empezar. Creo que lo mejor será cronológicamente.
Dije antes que iba a ser movidito porque la verdad es que ya recorrí media Francia a pie más o menos. Empecé temprano con un desayuno frugal y ultimando los detalles de las valijas y sus pesos. Gran cuestión, ya que el trayecto Buenos Aires-Madrid te dejan llevar dos valijas de 23 kilos, pero en los viajes internos dentro de Europa, solo se puede llevar una de 20 kg.  Con Raúl habíamos tomado la opción de comprar otra valija para el viaje, pero leyendo más detenidamente las letras pequeñas, nos dimos cuenta que “más valijas no significan más peso”. Por lo que tenía dos valijas de 10 kilos en vez de una de 20… lo que no servía de nada. Cada 3 kilos eran algo así como 12 euros… una brutalidad. Y además el bolso de mano no puede superar las medidas de 56x45x25 o algo así… por lo que tampoco podés cargar tu bolso de mano hasta que explote. ¿Por qué explico todo esto con tanto detalle? Porque la verdad me tenía los nervios a la miseria, y más adelante tendrá relevancia.
Me cargué con 2 abrigos uno encima del otro, y los bolsillos llenos de cosas que no podía llevar. Recuerden que estaba dejando la mitad de mi equipaje en tierra. Mucho abrigo sobre todo.
Con casi dos kilos demás le lloré un poco a la chica del check in y no hubo problemas. Luego en la parte de la revisación con rayos x y demás tuve que abrir todo y perder otros 15 minutos para volver a armarme con los abrigos y el bolso de mano. Tenía tantas cosas que si algo se movía no entraba más…
Haciendo la cola, veo que tienen esas cajas metálicas donde te hacen meter el bolso para ver si es de las medidas que ellos piden. Yo sabía que el mío no iba a entrar ahí entonces rápidamente en el medio de la fila me puse a sacar unas carpetas que tenía y pasé con eso en la mano y no hubo mayores dificultades. El vuelo fue muy tranquilo, ya hablaban todas las azafatas en francés…. Empezaba a acercarme a mi destino. :D

Una vez abajo, en Lyon,  tenía que tomarme un tranvía que te lleva al centro de Lyon, de donde sale el tren TGV que te lleva hasta Dijon. Podría decir que estaba en la otra punta del aeropuerto… que con el bolso de mano y la valija de 22 kilos… más los abrigos… transpiraba hasta por los lugares más insospechados. Realmente unas 10 cuadras… fácil…. Con mucho peso encima, no es nada agradable.
Al llegar a la estación, una chica negrita se me acerca y me dice que el tranvía tiene la última estación en reparaciones por lo que nos hacen bajar, nos tomamos un bus, y nos dejan en la estación central de Lyon. Todo muy lindo el recorrido del tranvía, pero el bus tardó mil años, dando mil vueltas por las estrechas calles francesas.
Con tanta vuelta, llegué 10 minutos tarde al tren que salía 17:22. El tren de Lyon-Dijon sale cada hora, así que por lógica el siguiente era 18:22. Sumado a dos horas de trayecto hasta que finalmente llegué a alrededor de las 20:30 a Dijon. No cantando victoria aún porque tenía que llegar a la residencia. Me tomé un taxi y después de algunas vueltas llegué, finalmente llegué.
El tipo de la recepción fue un poco descortés realmente. Yo llego tarde con mis valijas, y me dice “ya vengo”. Yo pensé que tenía que ir al baño o algo… porque tardó unos diez minutos en llegar y después más tarde cuando le pedí de usar un teléfono o que me ayudara para hacer una llamada, no me quiso ayudar nada.
Un poco perdido, asustado y cansado me fui a mi habitación la cual estaba completamente vacía, me acerco nuevamente a este amable señor y le pregunto si los supermercados estaban abiertos, ya que no comía nada desde el desayuno. Riéndose me dice que no, y que puedo comer algún snack por ahí en una máquina expendedora donde había chocolates y papas fritas, pero nada que se pueda llamar comida… y sino en frente donde venden sándwiches y otro tipo de cosas.


Este lugar en cuestión era de Kebab, y yo solo a la noche me mando a ese lugar, era eso o irse sin comer a dormir. (Parezco Pinky Lavié, a los que miran a Peter Capusotto lo entenderán). Ya antes de entrar se escuchaban gritos desde adentro y me asustó un poco. Pero igual entré, porque en ningún lado se veía algo que estuviera abierto.
No voy a negar que estaba asustado. Encima detrás mío entraron dos tipos que saludaron al que atendía y me dieron la mano. “¡Cualquiera!”, pensé yo… pero bueno, ya estaba en la pista, ahora había que bailar. Estaba tan nervioso que le mandé cualquier cosa en francés… le quería preguntar al mismo tiempo que tipo de sándwich tenía y que me lo quería llevar, ni a palos comérmelo ahí.
Por un lado él no me entendió demasiado, pero cuando se me puso a hablar tenía un acento más árabe que la p… ma…., era increíble. Igual con muy poco esfuerzo me hizo un sándwich andá a saber de qué.  Me compré dos cocas (es importante para después este dato)… y me fui. Comí eso simplemente y viví para contarlo, así que está bien.
Y volví a mi habitación y fue el final del primer día…. ¿vieron que fue movidito?
Les mando un saludo y escríbanme así no extraño tanto por allá….
¡¡Adios!!

Vuelve el Blog de Crónica de un viaje!


BONYURRRRRRR.....
Buenas a quien quiera leer estas palabras, que no serán muchos pero si son más de uno, me alegra.

Vuelvo a escribir el blog que hace 3 años comencé y dejé de escribir durante mi viaje a Alemania. Esta vez el destino, no es Alemania, como dice la dirección del blog, sino Francia. Y esta vez el objetivo es más serio. No se trata de un simple intercambio sin valor académico como Passau, sino que esta vez el objetivo es terminar un Master en el país galo.

El Master se llama "Lenguas extranjeras aplicadas, con mención en Comercio Internacional", dictado en francés, alemán e inglés. Cuando llegue y vea como son las materias les comentaré un poquito más. La universidad es l'Université de Bourgogne, es decir de la Borgoña, que en otras palabras muestra un poco la importancia del establecimiento, porque es la universidad de la región. Si quieren saber más de Dijon, hagan click acá, y para saber más de la universidad, acá , aunque solo en francés. (Se enterarán cosas tan interesantes como que Gustave Eiffel era oriundo de Dijon).

Antes de salir, hicimos una despedida muy linda en Buenos Aires. Fuimos a comer a Fridays, fuimos a tomar un café al Starbucks de Puerto Madero. Antes habíamos hecho un tour turístico de Buenos Aires fascinante... en fin, varias cosas... logré despedirme personalmente de casi todos, asi que ya saben que por haberse hecho un minuto en esta vida post moderna tan apretada, tienen mis agradecimientos.

Salí de Buenos Aires el 3 de Septiembre, y llegué a Madrid el 4, con un vuelo relativamente confortable. En Madrid, básicamente estuve con mi hermana y en un 90% del tiempo, cuidando a mi sobrino, Marcos, de dos años.

El único contratiempo que tuve hasta ahora fue un paro generalizado que hubo en Francia antes de ayer, que era el día inicial de mi vuelo, con lo cual éste fue cancelado y tendré que viajar en el día de mañana. El tema de la protesta fue el cambio que se quiere hacer en la ley de jubilaciones en Francia. Si quieren leer algo del tema, hagan click acá.

Pero bueno, mañana salgo para Francia...finalmente, y a priori parece un recorrido complicado... pero bueno, se verá... y después les contaré....

Saludos!!! À tout à l'heure!!!

Guille / Guillaume :D

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger