Haciendo Huelga


¡Hola a todos!
Yo por acá todo tranquilo. Estuve leyendo en los diarios argentinos los problemas que dicen que hay en Francia. Acá se sintieron algunos problemas, sobre todo con los buses. En Dijon no hay subtes, va a haber un tranvía que va a pasar por todos lados pero recién a partir de 2012 o 2013… no se sabe muy bien, más o menos como la apertura de la nueva central nuclear en Argentina, que ya debería estar funcionando desde mayo.  Y después me dijeron unos amigos, que a lo que respecta el combustible hubo algunos problemas, pero nada más que eso.
Hay un centro comercial muy grande que se llama la Toisson d’Or, que es donde se encuentran todos los comercios y algunas estaciones de servicio y me comentaron que habían colas muy largas con la gente queriendo cargar combustible. Nada que a los argentinos nos asuste… todos los días nos falta algo, y cuando alguien en la televisión dice que va a haber desabastecimiento de algo, todos se matan por comprarlo y al final, incluso si no iba a haber faltantes, los hay. Esas las predicciones de la televisión, que ellos mismos causan.
El hecho importante a sobresaltar fue que habían algunas manifestaciones y una era cerca de la residencia donde vivo. Entonces una amiga del master que se llama Cécile, que está muy atada a sus convicciones políticas, me dijo si tenía ganas de ir a ver cómo era. Yo pensé en todos los turistas que van a ver las manifestaciones en argentina, que quieren ver las villas miseria y demás. Me sentí como uno de ellos.
Mientras caminábamos hacía la rotonda donde iba a tener lugar la manifestación, Cécile me iba contando sobre la última vez que hubo manifestaciones de esta importancia: que hubo un montón de policías, que reprimieron con gas a los estudiantes que estaban sentados manifestando pacíficamente, etc., etc.
Al llegar, solo había unas 30 personas con banderas y estaban entregando panfletos a los automovilistas que pasaban por la rotonda. Al llegar, los sindicalistas se nos acercaron. No eran simples “manifestantes” sino personas de diferentes gremios con sus respectivas banderitas. Estaban contentos porque pensaron que veníamos como parte de alguna delegación de estudiantes. Nos fuimos hasta un costado de la rotonda y nos pusimos a hablar.
Estuve muy cerca de ponerme a repartir volantes, pero había ya mucha gente haciéndolo, así que al final simplemente nuestra tarea era cada vez que pasaba un auto que tocaba bocina para saludarnos y mostrar su “apoyo” a la causa, saludarlo levantando los brazos o algo así.
Por hacer eso me perdí la sesión de ping pong, así que vean que le di mucha importancia.
Después de eso, hubo unas cuantas asambleas con los estudiantes y otras manifestaciones, pero como eran en horario de cursada, (y las asambleas a la hora de la comida, así que no cuenten conmigo,… sí, así de fuertes son mis convicciones) no fui a ningún lado más.


Acá en Francia es tan común como en Argentina las huelgas. Muchos de los franceses con los que hablo dicen que “los franceses se quejan de todo”. Y además muchas veces veo y sufro, la falta de ganas de trabajar que tienen ciertas personas. El ejemplo más claro que tengo son las personas que trabajan acá en la residencia. Por si no lo sabían, tuve algunos problemas con el giro bancario, ya que me indicaban que no les había llegado el dinero para hacer la reserva de habitación. Intenté con mil mails y varios llamados arreglar el problema, pero nada. Ahora que estoy acá y veo con el tipo de personas con el que trataba, me doy cuenta que estaba frente a una tarea titánica realmente… ¡hacer trabajar a estos tipos! (Tenía que decirlo).
Bueno, espero que se hayan entretenido con mi pequeña incursión en el mundo de las huelgas…
Un saludo a todos, sigan en contacto los que siguen en contacto y los que no, pónganse en contacto… gracias por leer el blog…
Guille
pd: la primer foto es la propaganda para las manifestaciones a las que expliqué que no fui. La segunda es simplemente una foto que encontré en google.

3 de octubre, día de la reunificación alemana


Muy buenas a todos. No, no me fui a Alemania, sigo en Dijon. Pero para los que no lo sepan el 3 de octubre es muy importante para Alemania… aunque no tanto para los alemanes. Es decir, es la fiesta patria como nuestro 9 de julio o 25 de mayo. Si quieren saber un poco más les dejo el link de Wikipedia, como siempre, la gran enciclopedia salvadora. Pero en pocas palabras es el día de la reunificación alemana, luego de la caída del muro de Berlín. (No hay un link específico para la “reunificación alemana” en español en Wikipedia, me sorprende, pero bueno, tendrán que leer la “historia de Alemania desde 1945” para entender un poco mejor de que hablo).
Increíblemente, o no tanto, ya que hay alemanes a montones por acá, se organizó un pequeño festejo. A priori sonaba como fiesta, pero al final terminó siendo una disertación de un profesor, que fue uno de los que estuvo en la presentación de mi master cuando empecé la facultad, e iba a venir otro pero llegaba en 5 horas más o menos, así que al final sólo fue este profesor. Por suerte igual, porque así y todo duró como dos horas.
A mí me invitaron unas amigas alemanas que conocí el día del tour de la universidad. Como siempre, me hago muy rápido amigo de alemanes, así que no es de sorprenderse. Fui con ellas a lo que se llama la maison de Renanie Palatinat (que es una región en Alemania pero obviamente acá está traducido en francés… para más información clickear acá) . Se llama así porque en esa región se encuentra Mainz que es una de las universidades con la que la universidad de la Borgoña tiene convenio. Si preguntás acá a los alemanes de donde vienen un 75% te dicen que son de Mainz (de la universidad al menos, pero no me voy a poner a explicar todo el sistema educativo de Alemania tampoco). Busqué fotos en internet para mostrarles la casa y como es, e increíblemente, me doy cuenta que el señor que presentó todo el evento es el cónsul alemán acá en Dijon, el señor Till Meyer. También les subo una foto del señor.


El evento en sí fue muy interesante. A mis amigas alemanas no le interesó demasiado. Pero es como dije al principio, a los alemanes todo lo que tenga que ver con el nacionalismo no les gusta. Pero no se limita sólo a Alemania, sino también a otros países de Europa. Acá los franceses les gusta Francia, es obvio, deben ser los más nacionalistas de Europa, pero ven a nuestro “nacionalismo” (lo pongo entre paréntesis porque nosotros también somos especiales) como algo un poco exacerbado. En España pasa lo mismo, si ponés una bandera española en tu puerta, sos de derecha y apoyás a Franco. Cosas de la historia que en ningún país se pudo cambiar hasta el día de hoy. En fin, no era de esto de lo que quería hablar.
Me encanta de los alemanes que son realmente políticamente correctos. A pesar de que la mayoría era alemán, todo el evento se desarrolló en francés. La disertación, las preguntas después, todo el debate, etc.  Fue increíble. El tema es muy político así que en la charla salieron muchísimos nombres de políticos y cuestiones bastante polémicas. Pero en general, muy interesante.


El final, fue lo que más me gustó porque cuando se estaba por terminar la charla (llevábamos más de una hora escuchando sobre todo lo que pasó en Alemania en aquella época) y un hombre pregunta “¿Es que Alemania está unida?” y el Herr Doktor Professor le dice “¿Es que alguna vez lo estuvo?”… la gente lo empieza a aplaudir… e interrumpiendo los aplausos agrega… “Al menos, está más unida que la Unión Europea”. Y ese fue el final de la disertación.
Luego de la charla trajeron vino blanco para tomar y unos Bretzel  que la verdad los adoro… hacía ya un tiempo largo largo que no comía un bretzel y pese a que no era el mejor, estaba muy contento. Me saqué una foto, pero salí solo porque todos los maricones se alejaron cuando vieron una cámara, pero encima salí con los ojos cerrados. La voy a subir al Facebook. Ahí podrán ver todas las fotos que estoy sacando. No son muchas, no quiero parecer uno de los chinitos que van sacando fotos por todos lados, pero prometo sacar más, sobre todo de la ciudad que hasta ahora no saqué demasiadas. En Passau sólo saqué al principio y al final antes de irme, así que tengan paciencia.
Y después me fui caminando a mi casa, que era maso menos lejos, pero siempre me gusta caminar porque encuentro algo de la ciudad que no conocía…
En fin, eso es todo por esta entrada. Nos mantenemos en contacto y gracias por leer el blog…
Guille

Y en casa todo sigue igual…


¿Cómo andan todos? Todo por acá sigue muy bien, el clima quizás se volvió un poco feo, pero sino, todo está muy bien.
Esta entrada va a ser breve, porque tiene un objetivo concreto. Me puse a leer ámbito financiero, y leí algunas noticias que me llamaron la atención. Siempre leo noticias de tenis, y vi que finalmente del Potro volvió a la competición y perdió en primera ronda con Rochus y que por otro lado Gaudio tiene una lumbalgia y no va a jugar en la copa Petrobras en el club Vilas . Ok, eso por un lado, probablemente no le interese a nadie, pero yo sigo leyendo las noticias del tenis, esté donde esté. Además después de las dos desgracias de que Nadal se queda como número uno hasta fin de año, y que Argentina perdió 5 a 0 en la copa Davis contra Francia (a la que no fui, por suerte, ya que quedaban solo las localidades más caras, y aún estaba en proceso de conocer a Dijon), quiero alegrarme con alguna cosa positiva.
Por otra lado, leo que Romina Yan murió, lo cual me puso muy triste. Pobre, realmente… tenía sólo 36 años, tres hijos encima… cuando pasan esas cosas que la gente se va antes de tiempo, que todavía pueden hacer mucho en la vida y por la vida… me pone siempre mal. Me pasó lo mismo con Gunizburg… aún ahora lo recuerdo. Pero bueno… la vida continúa.
Y finalmente leí unas noticias relacionadas con la economía y fue de esa inspiración que se suscitó el título de la presente entrada de Crónica de un Viaje. La frase que más me pegó en los huevos fue “¿Qué inflación? Si no hay inflación”, de nuestro bien amado ministro de economía Amado Boudou. Y al respecto, realmente no voy a dejar ninguna opinión… es decir, había escrito un párrafo bastante largo explicando mi visión contraría a la del señor Boudou, pero, on second thoughts, como dicen los ingleses, es decir, pensándolo mejor, no vale la pena, y no voy a perder el tiempo en esas cosas.
Estoy lejos, estoy viviendo una realidad muy diferente… y pese a que toque mi bolsillo, porque el hecho de que el euro suba, me molesta enormemente,… lo veo como el ruido de siempre de los políticos mintiendo y gritando que solo hace que me enoje, o ponga mal sin sentido. Así que, si no hay inflación y todo va muy bien en Argentina, el que tiene que estar celoso no deberían ser ustedes de que yo esté en Francia, sino YO, que ustedes están en Argentina, un país que va maravillosamente bien. Acá hay crisis y allá todo marcha bien, esas son las cosas de la vida.
Un saludo muy grande, extráñenme mucho, y nos mantenemos en contacto como siempre. Gracias por leer el blog, agradezco mucho sus comentarios. Espero que hayan ya visto el espacio oficial de Crónica de un viaje en Facebook, donde subiré las fotos, ya que es mucho más fácil que en blogger. 
Esta entrada va dedicada a Germán Marchesini (alias Ger), que me ha hecho llegar sus críticas al blog, por supuesto constructivas y tomadas de muy buena manera, obviamente, y que serán tomadas en cuenta para futuras entradas.
Me despido, nos mantenemos en contacto, à tout à l’heure!!!
Guille

Y ahora también en Facebook

Esta entrada será muy breve, ya que es sólo para anunciar que creé el espacio de Crónica de un Viaje en Facebook y ya hay 8 seguidores, en un sólo día. Menos uno realmente, porque yo no cuento. Sin llegar a ser Cristina Kircher con el Tweeter que leí en el diario que es la política con más seguidores en la web, 7 seguidores en un día me parece un buen número para arrancar.

Veremos cuantos somos a fin de año... probablemente 10 o 11, ja ja.

Un saludo y nos mantenemos en contacto! Vive la France!!

Guille

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger