Ventajas y desventajas de viajar solo (parte uno del informe)

Análisis de diferentes situaciones en la que la gente viaja, tomando en cuenta las ventajas y desventajas de, por ejemplo, viajar sólo o acompañado. He aquí la primera parte de este pequeño compendio: ventajas y desventajas de viajar solo. 


Las ventajas de viajar solo/a:

Creo que una de las más notorias ventajas de viajar solo es la autonomía que uno tiene al organizar el viaje y lo que uno quiere ver. Muchas veces se viaja con alguien que tiene gustos diferentes a los de uno y termina haciendo cosas que no quiere. Viajando solo se ahorra uno el tiempo de discusión sobre que ver o que no ver, y se puede ir directamente a lo que uno quiera ver, ya sea algún museo o suburbio específico de alguna ciudad. (En mi caso me perdí la oportunidad de irme a ver las canchas de Roland Garros porque la gente con la que fui no estaba interesada en el tennis… al día de hoy, sigo sin haber ido hasta los courts donde Roger gano el título en 2009). 

Yo creo que si uno viaja solo es porque quiere elegir uno de los tres tipos de viajes: viaje introspectivo, viaje para pensar o viaje para olvidar. Voy a hacer una pequeña descripción de cada uno.  

Un viaje introspectivo es una travesía que uno utiliza para pensar, cierto, pero sobre sí mismos, sobre su pasado, su presente y su pasado… también su futuro, si. Es ideal para ese tipo de personas que atraviesan algún tipo de crisis existencial y no sabe más que hacer de su vida. Sucede muy a menudo. 

Un viaje para pensar (en general, esta vez) es principalmente para obtener nuevas ideas, para aclarar o refrescar las mismas y para alejarse de la rutina diaria para ver si las cosas se ordenan de otra manera. 

Finalmente, uno viaja para olvidar. Son esos viajes que no tienen un límite de tiempo definido porque la gente tiene diferentes tiempos para las cosas. En este caso, uno trata de ver “the big picture” de la vida, tratando de olvidar los problemas al ver que grande y extensa es la vida. 

Ahora bien, descriptos los tres tipos de viaje, esto no quiere decir que funcione. Lo que quiero decir, viajar solo no quiere decir que alguien pueda pensar, hacer una auto-reflexión o que pueda olvidar. Pensar es complicado, y si uno no piensa en su ambiente rutinario, difícilmente pueda pensar en otro ambiente, la creatividad surge de los problemas, de los choques contra la realidad, los pensamientos surgen de nuestro constante análisis de lo que vivimos. Reflexionar sobre quienes somos u a dónde vamos, puede ser, pero no veo que vaya a cambiar el hecho de moverse, sobre todo ocupándose uno con todos los preparativos de un viaje (que cómo explicaré más abajo en las desventajas de viajar solo) son entera y exclusiva responsabilidad de la persona que viaja. Olvidar… bueno, los problemas no se olvidan, hay que pelearlos de frente y resolverlos. Viajar solo nos mantendrá la mente ocupada hasta que volvamos a donde teníamos nuestro problema, ellos no se van a olvidar de nosotros. Para olvidar y matar las neuronas, mejor emborracharse

Las desventajas de viajar solo/a:

A mí, la verdad, no me gusta viajar solo, si he de decir la verdad. Siempre creí que viajar es una experiencia que se hace de a muchos, porque se pueden compartir sentimientos, pensamientos y diferentes maneras de ver las cosas. De viajar solo uno se encuentra siempre con sus pensamientos y a veces los mismos pueden apabullarnos. Uno puede sentirse muy solitario, y terminar sentado mirando el cielo. Algunos pueden llamar a eso un viaje introspectivo, pero la verdad que no es mi tipo de experiencia preferida.  

Por supuesto que también uno se tiene que ocupar de todo: a donde ir, qué cosas ver, hoteles y alojamientos, reservas y dinero, etc. Y al final, después de tanto tiempo “invertido” en esas cuestiones, uno puede olvidarse de disfrutar el viaje. 

Una cuestión más práctica que otra cosa, que me ha sucedido varias veces, es que siempre hay que pedirle a alguien que nos saque una foto, ya que al estar solo, las autofotos son un poco estúpidas, y las fotos con timer tienden a salir para cualquier lado (tengo una colección de ese tipo de fotos, en las que hay cualquier cosa realmente). Por supuesto, que en todas las fotos apareceremos solos, a menos que hayamos conocido a alguien en el viaje.

Como desventaja además, esas personas que se conocen durante las vacaciones terminan siendo parte de un recuerdo porque normalmente jamás se las vuelve a ver, y si se pide un email o facebook o algún otro medio de contacto, lo más normal es que eventualmente se le deje de hablar, y finalmente se borre esa información de contacto innecesaria. 

 Algunos viajes terminan siendo aburridos, porque al estar solo uno se concentra en las cosas que hay para ver, como estatuas o edificios, y una vez visto todo, sacado fotos, comprado libros y demás, queda simplemente ver todo de nuevo… hasta que se transforma en un tedio. El resultado es que el viaje en general se ve manchado por este problema y cuando a uno le preguntan “¿qué te pareció la ciudad de X?”… y el recuerdo en la mente de uno será de aburrimiento y soledad, por más ciudad alegre que sea. 

Luego, hay que agregar por supuesto la posibilidad (tocando siempre madera) de que suceda algún percance o accidente. Uno nunca lo espera, pero puede suceder. En estos casos, de estar solo, primero, sería complicado de resolver cualquier problema, sea que se le haya cortado una pierna, un ataque de algún mosquito con malaria, o lo que sea, de llegar al hospital o hasta algún médico. Y segundo, molestaría y preocuparía a la familia que debería movilizarse hasta el punto donde uno se encuentra. 

Al viajar solo se deben también afrontar todos los gastos, ya que no hay nadie que quiera compartirlos con uno. Muchas veces se comparten taxis o medios de transporte en general, como también comidas. Viajando solo, nada. Hay que pagar por todo al 100%.

Resumen: tratar de evitar viajes solitarios a menos que la personalidad de la persona que viaje sea capaz de aguantar la soledad del mismo, tenga el dinero suficiente para poder afrontar todos los gastos y para evitar cualquier inconveniente que pueda surgir.

¿Cómo ser feliz en Frankfurt?

En esta entrada presentamos un artículo “how-to-do” para la felicidad. Nada de filosofía barata, nada de eufemismos, nada de contenido real… no, eso sí, olvídense de lo último. ¿Cómo ser feliz en Frankfurt?

 
Antes de empezar esta pequeña guía no ilustrada (o ilustrada poquito, de momento solo me concentro en escribir) sobre cómo alcanzar la felicidad en la ciudad de Frankfurt, voy a empezar por decir algo más que elemental. La compañía juega un rol fundamental. No la compañía, tomando la acepción de la palabra como sinónimo de empresa, poco interesa donde uno trabaje, realmente. Para ser feliz en general, sí, ok, ¡interesa! Pero para ser feliz en Frankfurt, no tanto. La persona que acompañe a uno, sin embargo, sí.*

Puedo decir, después de muchas experiencias, que hacer un viaje sólo tiene ventajas y desventajas, como también las tiene hacer un viaje con un amigo o amiga (más o menos cercanos), con una pareja sentimental, o finalmente con una empresa llena de desconocidos. Vamos a ver caso por caso, antes de meternos de lleno en el tema del nirvana en Frankfurt. Este tema iba a formar parte de este artículo, pero al final, se extendió tanto que decidí hacerlo un tema en sí mismo. El artículo lo encontrarán más arriba en este mismo blog, cuando esté terminado, espero que pronto, aunque como bien saben, si leen cada tanto el blog, lo más probable es que no sea pronto. Es más una expresión de deseo que otra cosa. 

Me encanta la palabra escrita. Todo lo escrito hasta ahora, no tiene absoluto sentido, ni contenido en lo más mínimo. Eso debe haber pensado Tolkien cuando empezó a escribir la Comunidad del Anillo. “Oh, my Gosh! (era inglés, recuerdan) Voy 200 páginas de libro y no terminé siquiera de describir el primer árbol del jardín de Bilbo… bueno, creo que es momento de que salgan de la Comarca (traducción de The Shire)”. 

Volviendo al tema, quiero hablar de Frankfurt y cómo se llega a la felicidad en este lugar, a modo de guía de viaje, nada más. Podría hablar de cómo alcanzar ese estado de plenitud en general, pero creo que aun yo mismo no he alcanzado tal iluminación. Al enumerar y describir los lugares que considero los mejores de Frankfurt (que no tienen porqué ser siempre los mismos que aparecen en las guías de viaje comerciales, porque uno conoce los lugares más recónditos al vivir mucho tiempo en una ciudad) uno puede considerarse feliz. 

Nuevas entradas también tendrán como tema lugares más mundanos, como restaurantes o sitios de interés que visite. No digo que vaya a escribir mucho, nuevamente prometo poco. Pero si alguno lo meritase, estaría incluido. Solo con el fin de ayudar a mis lectores, porque nadie me va a pagar nada. Maldita sea la lógica de los blogs. 

1)      Römer
2)      Alte Oper
3)      Museumsufer (iré agregando lentamente los museos más importantes)
4)      Alguno de los puentes del Main (hay varios)
5)      Algún lugar típico donde se tome Apfelwein (si es un lugar típico de Hessen, mucho mejor)
6)      Algún parque, de los tantos que hay (para hacer algún picnic)

Tengo pensado ir lentamente escribiendo entradas de todos estos puntos mencionados, para enlazarlos con las entradas nuevas para que quede como forma de guía. Iré también agregando más puntos, sólo que en estos momentos sólo se me ocurren estos seis, que son bastantes genéricos. 

Ya habrán visto mi entrada sobre el restaurante que se llama Zimt & Koriander (http://destinoalemania.blogspot.de/2013/11/zimt-koriander-comer-en-frankfurt.html), pienso seguir escribiendo reseñas de restaurantes (y de otros establecimientos) también, así que se vienen cambios importantes en el blog, al menos en la forma de organizarlo. 

Sigan leyendo!

*No quiero alargarme mucho en este tema, pero la felicidad no dependerá demasiado de la empresa de uno, aunque su infelicidad, con toda certeza. Lo digo desde mi propia experiencia.

Zimt & Koriander: comer en Frankfurt

Pequeña reseña del restaurante alemán francfurteño Zimt & Koriander.


Estuve en Zimt & Koriander (un restaurante en Frankfurt, bien en el centro) esta semana y se me ocurrió escribir una breve descripción para guiar a personas que estén pensando en ir también.

Primeramente, revisé la página web: http://www.zimt-und-koriander.com/ a la cual le vendría bien una resurrección, porque deben haberla actualizado hace unos 2 siglos. Lo que tiene de positivo, es que uno puede hacer reservas online, aunque tampoco confiaría demasiado, porque parece muy abandonado el sector de reservas online (no voy a agregar ningún enlace, porque aparece en la página inicial a la izquierda). Después, ¿tener la carta incluida en el sitio a modo de Word? Dios, me parece terrible. En el menú aparecen fotos de platos que no hay, bueno, en fin, que no me propuse criticar la página, sólo que por ahí comencé.
El menú se encuentra en este PDF

Elementos positivos de comer en Zimt & Koriander en Frankfurt

  • Pese a que no sea una de las cosas más importantes, lo encuentro muy positivo, que el mozo mismo nos haya preguntado si teníamos algún descuento o reducción, cosa que teníamos, y fue muy sencillo entregarlo antes de comer inclusive. Explicaré en otra entrada el talonario de descuentos que tengo, porque vale la pena dedicarle algunas líneas.
  • El mozo (o camarero) fue muy amable con nosotros, y siempre preguntó si estaba todo bien. Había también una chica que trabajaba, y parecía muy amable, aunque no tuve chance de hablar con ella (tampoco que me interesase).
  • La comida estaba bien. Pero tampoco exageremos. Estaba simplemente bien. La carne estaba un poco dura. Yo pedí, teóricamente, “argentinische Rumpsteak” que es carne argentina, y bueno, yo también voy y pido eso. Y mi acompañante pidió carne de Lamm, o sea cordero, y estaba medio duro para ser cordero. Pero en general: bien. Ni más ni menos. Cantidad: meh.
  • Leí que existe la posibilidad de ir a comer brunch. Debo declararme fanático de los brunchs, así que tengo que ir y ver esa posibilidad.

Contras de comer en Zimt & Koriander en Frankfurt

  • El menú tiene solo dos postres: tiramisú y crème brulée. Pedimos crème brulée y no había, así que solo tienen un postre. Una lástima porque el menú parece muy completo.
  • La entrada es muy extraña. Hay un local de noséque al lado, y la verdad es que la gente que frecuenta ese local no tienen caras muy invitantes para entrar al restaurante que se encuentra al lado, ¡que está en un subsuelo!
  • Como decía: ¡está en un subsuelo! No es que tenga nada contra eso, pero el hecho de subir y bajar a cualquier lado para ir a comer, cuenta como punto negativo para mí.
  • Más allá de que la calidad fuera normal, la cantidad, no sé, para lo que son las cantidades en las comidas alemanas, me parece que podrían haber agregado un par de papas más o un poco más de carne. Si contamos la ensalada de entrada, más el plato principal, la cantidad es justa, ni más ni menos.

Conclusión final: Zimt & Koriander – 7/10


Teniendo en cuenta tanto calidad como cantidad, el resultado en ambas es lo mínimo indispensable para tener un “aprobado”. El ambiente es muy bueno, pese a estar en un subsuelo, la música correcta y el personal amable. La ausencia casi total de postre me parece terrible, pero en general se come bien. Aceptan sin problemas todo tipo de descuentos (Gutscheine en alemán), con lo cual la experiencia gastronómica es merecedora de 7 puntos sobre 10.

Ubicación de Zimt & Koriander 


El restaurante se encuentra al lado de la Zeil y la Hauptwache, escondido un poco en una calle poco transitada (la Schärfengäßchen).


Größere Kartenansicht


Datos de contacto 

Dirección: Schärfengäßchen 4 (60311) - Frankfurt am Main‎
Teléfono: 069 29801730
Email: zimt-koriander@gmx.de 

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger