Fotos de Frankfurt am Main (Otoño)

Imagen de Frankfurt am Main en primavera

Frankfurt am Main: al final primavera todos los árboles que hay en Frankfurt (que son muchos) comienzan lentamente a perder el verde que los caracteriza, y hojas amarillas y amarronadas comienzan a aparecer en sus copas. De fondo se ven los edificios típicos de Frankfurt.

Alemania en primavera

Frankfurt am Main: los edificios de esta foto son llamados comúnmente Mainhattan, porque se parece un poco a la ciudad de Manhattan pero cerca del río Main (en esp. Meno). El cielo despejado en esta foto es casi una excepción a la regla de lo que es el clima en la ciudad.


Alemania en Primavera

Frankfurt am Main: en este caso se ve el paisaje completo (desde la ventana de la oficina de mi trabajo) y como es natural, a lo lejos se ven las nubes oscuras que se acercan. En la imagen se ve el Mainhattan, a la izquierda, y a la derecha el Dom y las puntas de por lo menos unas cinco iglesias.

Para utilizar estas imagenes, por favor contactarme. 


Regreso a Frankfurt: diferencias

Las vacaciones se han terminado, el último grano de arena de descanzo en Argentina ha caído, y hay que volver al trabajo, a la rutina, y sobre todo: al frío.



Dos semanas en Argentina se pasaron volando, los reencuentros, los olores, los sabores... el aire mismo. Borges decía, creo haber leído en alguna entrevista, que todo le parecía irreal, hasta que volvía a Buenos Aires... dónde la vida continuaba donde se la había dejado. Como siempre, digo, que, a mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires: La juzgo tan eterna como el agua y como el aire. A mi me sucede lo mismo, Buenos Aires siempre se mantiene igual, al pasar por los mismos lugares que hace tanto tiempo... es una nostalgia diferente, o quizás no. Se entienden los tangos, "que 20 años no es nada", "que al recordarte se me pianta un lagrimón", entre otros... Estaba escuchando la canción "Home Sweet Home" del grupo Los Pericos, dice: "cuando estoy lejos de aquí, me pongo sentimental, y eso que el Tango no es para mí". Creo que los chicos del grupo no han estado realmente lejos... sino el tango sí, efectivamente, sería para ellos.

De regreso en Frankfurt siento las diferencias, pero por sobre todo, la diferencia horaria, sumada al hecho que el vuelo fue bastante movido y no pude casi dormir nada. Siempre me imagino en el futuro cómo volará la gente al viajar en avión. Supongo que harán como nosotros, mirarán hacía las viejas máquinas voladoras y se preguntarán cómo harían para tener el valor de volar en esas cosas. La diferencia de horario es de cuatro horas, pero es suficiente como para dejar mareado a un viajero.

Al llegar se notó otra diferencia: el clima. No hace aun mucho frío en Frankfurt, pero si más que en Buenos Aires, sumado al hecho de que el clima de Hessen (al menos estos úlitmos 12 meses) ha sido nublado. Nublado en verano, nublado en primavera, nublado ahora. Es triste, es nostálgico, es fatigante. Pero en eso, asemeja mucho a Buenos Aires. Es por eso que supongo que hay gente que sufre tanto en Alemania, sobre todo los países con crisis que son los que tienen tantos días soleados. En eso, los argentinos, no creo que sufran demasiado. Es un día típico de Buenos Aires durante los meses de junio o julio.

Lo único que me anima es que pronto dará inicio el mercado de navidad en la ciudad, y en la región. Cada ciudad tiene el suyo, por más minúsculo que sea. Esos aires vacacionales, en el que todo términa y se da inicio nuevamente para empezar con más fuerza me anima. Y el frío siempre me gustó. Yo creo que lo que no puedo aceptar (yo, o mi organismo) es el cambio brusco. El ser humano es un ser de hábitos, de eso no hay duda.


Seguimos...

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Powered by Blogger